Portada » AL VUELO-Billuyo

AL VUELO-Billuyo

por Joel Cárdenas

Por Pegaso 

Entonces, ¿quién gana más billuyo? ¿El Pejidente ALMO o el reporñero Loret de Mula? 

Loret de Mula dice que ALMO gana, libres de polvo y paja, más de 450 mil del águila por mes, si se incluye la renta que debería pagar por usar el Palacio Nacional, los ayudantes que se le asignan, la gasolina que gasta, los alimentos que le salen gratis porque se los pagamos los mexicanos con nuestros impuestos, el vestuario y en fin, todo lo que es accesorio a su cargo de Jefe del Ejecutivo Federal. 

Y por su parte, el Pejidente ha dicho que Loret de Mula gana unos 5 milloncillos por mes, así, como pateando un bote. 

No soy un perito en leyes, pero hasta donde alcanzo a comprender, el funcionario público sí tiene que rendir cuentas hasta del último centavo que gasta, porque todo eso está etiquetado y viene del presupuesto. 

Por el contrario, un funcionario público no puede exigir que un particular se someta al mismo principio, por mucha lana que gane con su chamba. 

A menos que la obtenga de convenios con dependencias públicas o que su ingreso provenga de actividades ilícitas. 

De Mula no ha dicho cómo le hace para ganar tanto dinero. Sé que colabora con algunos medios de comunicación nacionales e internacionales, pero para mí, que tendría que hacerles una chamba endemoniadamente buena a más de 100 televisoras y periódicos diarios de todo el mundo para embolsarse tales cantidades. 

Tampoco creo que su percepción en Latinus sea algo del otro mundo. 

Más bien, y estoy pensando en voz alta, considero que recibe financiamiento importante de empresas, individuos e instituciones nacionales y extranjeras que están interesadas en tumbar al Gobierno de la Cuarta Transtornación. 

Y ahí sí habría detalle, porque constituiría un delito grave de traición a la patria. Los complotistas enfrentarían, si se llega a probar fehacientemente, la posibilidad de prisión sin derecho a fianza, a cadena perpetua. 

Vi en un video hace unas semanas de cómo el padre de Loret de Mula, que lleva su mismo nombre y apellido, defendía a su vástago como perro chato de los ataques presidenciales. 

Aseguraba el viejón que toda la fortuna que actualmente posee su hijo es fruto de su trabajo y esfuerzo, y criticaba por otro lado el estilo de vida de los hijos del Pejidente, quienes se codean con reyes y emires. 

Yo lo que digo es que mientras Loret de Mula, el chico, se ha convertido en una fábrica de hacer billetes, el papá vive en condiciones modestas, como él mismo lo dice. 

¿Qué le cuesta comprarle una buena casa con coche a la puerta y una abultada cuenta bancaria para que viva a gusto sus últimos años? 

Una de dos: Si no lo ha hecho es porque es muy miserable, o el viejón no quiere porque siente que es dinero mal habido. 

Volviendo a lo que gana el Pejidente ALMO, yo desde mucho tiempo antes que Loret de Mula lo descubriera, decía que en realidad el inquilino de Palacio Nacional debe ganar mucho más. 

Y comparaba, por ejemplo, lo que tengo que pagar yo mensual, unos 4 mil pesos por concepto de renta por una casa hasta cierto punto modestona, y los cero pesos con cero centavos que paga el mangatario por vivir en un palacio. 

¡Y si lo dejan reelegirse, en el 2024 querrá vivir en el Castillo de Chapultepec! 

En el negocio de la política no hay nadie inocente. 

Si dices que no eres corrupto, pero todos tus colaboradores y familiares sí lo son, entonces estás simulando y haces como que no sabes nada. 

Yo pregonaba que el Peje del Ejecutivo debería pagar de su propio bolsillo todos los gastos que genera su chamba, como cualquier otro trabajador del país. 

Yo pago servicios, gasolina, renta, alimentos, medicamentos y ropa. Al Pejidente todo le sale gratis y además, su salario es veinte veces mayor que el mío. Es como si tuviera un sirviente al que le pagara más de lo que gano. 

Por eso, termino con el refrán estilo Pegaso, cortesía de “Ya Saben Quién”: “Poseo diferente información”. (Yo tengo otros datos). 

Related Articles