Inicio Columnistas AL VUELO-Ubre

AL VUELO-Ubre

por Joel Cárdenas

Por Pegaso 

Yo no tengo nada en contra de la raza periodiquera de Ciudad Victoria, porque todos pertenecemos a un mismo gremio y cada quien, a como puede, anda correteando la chuleta. 

Pero en verdad, en verdad les digo, que algunos sí se la bañaban, o se la bañan todavía, cobrando pingües facturas al Gobierno del Estado. 

Son los mismos que están despotricando contra la nueva mayoría en el Congreso del Estado y contra su líder, Armando Zertuche Zuani, mi compadre, amigo y casi, casi, mi hermano. 

Es difícil perder las prebendas de que gozaba uno. Como que nos acostumbramos a comer con manteca, y luego, cuando ya no hay, se nos hace bolas el buche y es cuando reaccionamos visceralmente. 

Conozco a varios que se cuajaron en serio en los sexenios anteriores, desde Américo Villarreal Guerra, Cumbiazos Lerma, luego La Tomasa, El Geño y el bigote de morsa, y siguieron con los Vientos del Cambio, quienes les concedieron generosos convenios en el Gobierno del Estado, en la UAT y en el propio Congreso. 

De una forma u otra, siempre han estado ahí, mamando de la ubre. 

A la fecha, tengo entendido, la gran mayoría de los columnistas, portales de Internet, estaciones de radio, de televisión y hasta los que escriben en el baño, reciben un billetón del Gobierno del Estado para golpear mediáticamente a los diputados de MORENA. 

Pienso que si la 4T llega a Tamaulipas, el recurso etiquetado que se destina a los medios será repartido de manera más equitativa. 

En el Congreso del Estado, antes de que asumiera la LXV Legislatura, había un obeso aparato de comunicación social. 

Ahora, ese mismo equipo se han trasladado a un búnker externo para seguir haciendo lo mismo que hacían antes, como una especie de coordinación de comunicación social bis a las órdenes de la fracción panista, con cargo al erario público. 

Al Congreso, cada mes, religiosamente, llegaba un maletín repleto de billetes que se repartía entre los picateclas de allá, mientras tanto los de acá nos quedábamos chiflando en la loma. 

No sé si a la vuelta del año, la 4T logre aterrizar en Tamaulipas trayendo la alternancia en el Gobierno del Estado. 

Las estadísticas dan ventaja a MORENA frente al PAN, sin embargo, todo puede ser posible. Lo que he logrado saber es que el candidato más fuerte y dinámico de Acción Nacional, César Verástegui, “El Truco”, ya ha empezado a tomar distancia del Gobernador, y este se ha visto obligado a pactar con uno de los personajes mejor posicionados de MORENA. El acuerdo sería entregar el Estado a cambio de impunidad. 

Por ese motivo, desde Palacio de Gobierno arreció la guerra sucia en contra de los dos aspirantes de la 4T que son sus enemigos irreconciliables: Rodolfo González Valderrama y Maki Ortiz Domínguez. 

Como dije antes, yo no tengo nada personal contra los compañeros periodistas de Ciudad Victoria, quienes se llevan el 80% del presupuesto del Estado por concepto de servicios de difusión, mientras que los del resto tenemos que conformarnos con el otro 20%. 

Algunos lograron hacer hermosas casas, comprar coches del año, adquirir halajas y los más vivillos, invertir en un negocio propio. 

Portales de Internet hay que, gracias a la generosidad de los gobernantes, lograron crecer de manera importante, mientras que a la inmensa mayoría les escamoteaban los contratos con cantidades irrisorias, y a veces incluso sin pagarles por su trabajo durante meses o años. 

El refrán estilo Pegaso dice (Nota de la Redacción: Nótese que aquí, el autor utiliza un ingenioso juego de palabras): “Existen plumíferos que zurcan la ciénega y se conservan inmaculados; mi ciénega es de esas”. (Hay aves que cruzan el pantano y no se manchan; mi pantano es de esos).

Related Articles