Inicio Columnistas Al Vuelo- malquerencias

Al Vuelo- malquerencias

por Joel Cárdenas

Por Pegaso 

Mis estimados dos o tres lectores: Yo no he conocido político que se haya creado tantos problemas y tantas malquerencias como el actual Gobernador de Tamaulipas, Cabeza de Vaca. 

De entrada, es un gobernante espurio, porque está en desacato y rebeldía de un dictamen de procedencia que emitió una autoridad superior, como es la Cámara de Diputados. 

Con argucias legales y muchos billetes, logró que un magistrado le concediera el amparo, pero la suerte no le va a durar para siempre. 

Si hablamos de gobernadores que salieron por la puerta de atrás, tenemos que hablar de Humberto Moreira, o aquí, más cerquita de nosotros, Jaime Rodríguez “El Bronco”, quien llegó a Nuevo León montado en su caballo retonto y salió sin pena ni gloria; o en Tamaulipas, “La Tommy” Yarrington, “El Geño” Hernández Flores y el vejete sátiro de “Cumbiazos” Lerma. 

Pero esos son niños de pecho comparados con Cabeza de Vaca. 

En su quinto año, debe miles de millones de pesos a proveedores, además de que el Congreso del Estado ya descubrió un faltante de otros 15 mil “melones” que no se sabe dónde quedaron. 

Por eso mismo, en el Congreso, sentarán en el banquillo al Auditor Superior Jorge Espino, a ver si él sí sabe dónde escondió la lana su Jechu (jefecito chulo). 

Hay muchos actores políticos vigentes a los cuales ninguneó, humilló y trapeó  durante sus años dorados de alcalde y de gobernador, entre otros, Oscar Luebbert Gutiérrez, Maki Ortiz Domínguez, Armando Zertuche Zuani y Humberto Prieto Herrera. 

Todos ellos están haciendo fila para cobrar facturas. 

Maki Ortiz, por ejemplo, desde que fue regidora, luego diputada y senadora, estuvo a la sombra de Cabeza de Vaca. Con él, a pesar de él o contra él, la ex alcaldesa de Reynosa logró subir importantes peldaños y hoy pelea la oportunidad de ser la candidata de MORENA al Gobierno del Estado, no en espera de la cuota de género, sino de la cuota de capacidad y carrera política. 

Durante los 5 años que estuvo al frente de la Presidencia Municipal de Reynosa, un día sí y otro también el Gobernador le ponía piedras… ¡qué digo piedras!… montañas, para crearle problemas y hacerla quedar mal ante los habitantes de esta sufrida ciudad. 

Ella denunció violencia de género y política en su contra, tanto de parte del PAN como de Cabeza de Vaca, y a final de cuentas, renunció a ese partido para buscar en MORENA la oportunidad de ser candidata a gobernadora.  

¿Qué va a pasar si lo logra? ¿Habrá algún rincón de México o del extranjero donde Francisco García pueda esconder la cabeza de vaca? (Nota de la Redacción: Este bonito juego de palabras ya fue patentado por el autor. Si alguien en lo sucesivo quiere hacer uso de él, deberá solicitar el permiso por escrito a dos fojas y vuelta, con firma autógrafa, o pagar los derechos correspondientes). 

Ayer mismo, Maki tuvo una reunión con diputados de la fracción parlamentaria de MORENA, presidido por Armando Zertuche Zuani. 

Se cierra la pinza alrededor del cuello de este Gobernador fullero y gandalla. Ya no hay para dónde moverse.  

Recientemente, el dirigente del PAN en México, Marko Cortés, en una actitud francamente derrotista, dijo que de las 6 gubernaturas que estarán en juego en el 2022, solo tienen la posibilidad de ganar la de Aguascalientes. 

Eso solo puede significar una cosa: Que ya todo está arreglado en las cúpulas y que el resto de las entidades serán para MORENA. 

Así que, quien quede como candidato de ese partido en Tamaulipas, ya puede irse considerando como el próximo gobernador…, o gobernadora. 

Viene el refrán estilo Pegaso: “O realizas movimientos bruscos o te causas asfixia”.  (O cabresteas, o te ahorcas). 

Related Articles